Mas sobre Botellas para usos subacuaticos

Jueves, 18 Septiembre   

Botellas para buceo profesional: El buzo profesional y el técnico de carga corren el mismo peligro físico si las botellas que usan no han pasado las inspecciones. Agravándose el peligro ya que las inmersiones profesionales son de un perfil más técnico.

En este caso el peligro transciende del individual a lo colectivo cuando hay un impedimento para el correcto trabajo de buzos profesionales.

Pongamos un ejemplo real en el que un barco con una fuga de agua es auxiliado por un equipo de buzos profesionales para evitar su hundimiento, un mal servicio derivaría en impacto económico, medio ambiental, he incluso atentaría contra la integridad de la tripulación.

Otros ejemplos son fáciles de imaginar si entendemos que las obras subacuaticas tales como construcción de puertos, diques, emisarios, desaladoras etc. son efectuadas por buzos profesionales.

 Botellas de buceo para uso de Autoridad Portuaria: Este caso es similar al anterior, ya que en todos los puertos existe un buzo para el mantenimiento e incidencia subacuaticas.

 Botellas para salvamento marítimo: cuando un barco se ha hundido o esta hundiéndose, se activa el plan de emergencias para minimizar el impacto medioambiental de su carga y de los elementos que pudieran provocar un impacto ecológico, es misión de los buzos de salvamento absorber mediante chuponas el fuel impidiendo que dañe las costas.

 Botellas de buceo en usos de acuicultura: La estructuras sobre las que se montan las granjas para acuicultura marina son construidas y mantenidas por los buzos de la empresa de acuicultura, las granjas se anclan a profundidades de 50 a 30 metros. Diariamente son los buzos los que se encargan del control de calidad de las instalaciones y la evolución de los peces.

En este sentido solo recordaremos que los accidentes más graves de buceo inciden en el sector profesional y en la acuicultura, ya que efectúan un gran esfuerzo físico a gran profundidad.

Una botella en malas condiciones puede haber acumulado agua en su interior lo que supone un menor volumen restante para el aire comprimido, volumen sobre el que el buceador efectúa los cálculos de descompresión, si los cálculos son erróneos, el buceador puede encontrase en la situación de no tener aire suficiente para efectuar la descompresión lo que conlleva un accidente hiperbático.